CDSS página principal | HCCP página principal | English Home Page | Buscar
mis resultados :







prevention



   
 
   
 
Factores de riesgo

La mayoría de los científicos opina que los siguientes factores afectan el riesgo de diabetes. Algunos puede que apliquen en su caso, pero otros no.



 
   
 
Los factores que influyen en el riesgo de diabetes tipo 2 pero que no pueden ser modificados incluyen:

La edad y la diabetes
El riesgo de diabetes tipo 2 aumenta con la edad y es más común en personas de más de 40 años.

Volver arriba

La historia personal de diabetes o de alta azúcar en la sangre y la diabetes
Las personas que han tenido problemas con el azúcar en la sangre en el pasado pueden estar en mayor riesgo de desarrollar diabetes. Las mujeres que tienen diabetes durante su embarazo (llamado diabetes gestacional) también tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes durante su vida.

Volver arriba

La historia familiar y la diabetes
Una persona que tienen familiares cercanos con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Este aumento del riesgo se debe a la combinación de herencia genética y estilos de vida compartidos.

Volver arriba

La raza, el grupo étnico y la diabetes
La diabetes tipo 2 es más común entre los Afro Americanos, los Latinos, los Americanos Nativos, los Asiáticos y las personas de las Islas del Pacífico que entre los caucásicos.

Volver arriba

La mayoría de los factores de la diabetes pueden ser modificados para reducir su riesgo, tanto a través de cambios de estilo de vida como a través de medicación, de ser necesario.

Estos incluyen:


El peso, el tamaño de la cintura y la diabetes
El riesgo de la diabetes tipo 2 aumenta cuando el peso del cuerpo aumenta. Esto es especialmente cierto para muchas personas que llevan mucha grasa acumulada alrededor de la cintura ( lo que se llama forma de manzana). El peso extra afecta la sensibilidad del cuerpo a la insulina y lo sobre recarga, aumentando el riesgo de enfermedades del corazón, de derrame cerebral, de alta presión y de alto colesterol. Mantener un peso saludable ha probado reducir el riesgo de cáncer de colon, riñones, seno y útero.

Volver arriba

El uso de tabaco y la diabetes
Fumar aumenta su riesgo de diabetes. Fumar aumenta los niveles de sangre del cuerpo y disminuye la capacidad del cuerpo de utilizar insulina. Puede también cambiar la forma como el cuerpo acumula el exceso de grasa, aumentando la grasa alrededor de la cintura, la cual está relacionada con la diabetes. El daño que los químicos del tabaco hacen a los vasos sanguíneos, los músculos y los órganos también aumenta el riesgo de diabetes.

La exposición al tabaco también aumenta su riesgo de enfermedades del corazón, de derrames cerebrales, de enfermedades vasculares periféricas, enfisema, bronquitis, osteoporosis, y de cáncer de pulmón, vejiga, riñones, páncreas, cuello uterino, labio, boca, lengua, laringe, garganta y esófago. Para muchas personas, dejar de fumar es lo mejor que pueden hacer para mejorar su salud.

Volver arriba

La actividad física y la diabetes
El ejercicio es una de las mejores maneras de mantener un peso saludable, un factor clave para reducir el riesgo de diabetes. El ejercicio también ayuda a las células a usar la insulina de manera eficiente, lo que facilita el control de la azúcar en la sangre. Además, el ejercicio ayuda a prevenir otras enfermedades como las enfermedades del corazón, el derrame cerebral, la osteoporosis, y el cáncer de colon. Con sólo 30 minutos de actividad moderada diaria (como caminar) se puede disminuir su riesgo de enfermedades.

Volver arriba

La dieta y la diabetes
La dieta es una herramienta poderosa para bajar el riesgo de diabetes. ¿Cuál es la mejor forma de hacerlo? Coma una dieta que se base en granos integrales, cereales con fibra y aceites vegetales líquidos, y limite los carbohidratos refinados (como las papas o el pan blanco).

Volver arriba

El alcohol y la diabetes
El uso moderado de alcohol (una bebida al día para las mujeres y dos para los hombres) ha comprobado disminuir el riesgo de diabetes. El uso limitado de alcohol disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. Sin embargo, las personas que no beben no deben comenzar. El alcohol posee riegos propios como el aumentar la presión, el peso corporal, las fallas del corazón, la adicción, el suicidio y los accidentes. Las personas que limitan su uso de alcohol tienen menos riesgo de cáncer de colon, y de seno.

Volver arriba
 
      
   
     
Cuidar de su Salud es un sitio de Internet educativo para uso informativo únicamente.
No toma el lugar de exámenes médicos regulares.

Your Disease Risk: © 2004 President and Fellows of Harvard College.
Your Cancer Risk: © 2000 President and Fellows of Harvard College
     

Aviso legal | Política de privacidad | Información sobre este sitio |
Indice del sitio | Enlace su sitio al nuestro | Información para la prensa |
Glosario | Encuesta de satisfacción del cliente | Contáctenos